17 de febrero de 2015

LA CAVITACIÓN ULTRASÓNICA

El sonido resulta de las vibraciones de la materia. Las vibraciones se producen por las compresiones y descompresiones de la materia y se propagan de modo ondulatorio. Hablamos de ultrasonidos cuando la frecuencia es superior a 16000 Hz. En estética, se usa la acción fisiológica del ultrasonido (efecto físico) de 20 kHz a 60 kHz, como tratamiento no invasivo para combatir la grasa localizada y la celulitis. Es llamado, en este caso, cavitación.

La cavitación ultrasónica es la formación de bolsas de cavidades huecas o burbujas vacías dentro de los cuerpos líquidos debido a las tracciones que se producen por el paso de ondas sónicas (ultrasonidos). A diferencia de la ebullición, que se genera por un cambio de temperatura, la cavitación se genera por un cambio de presión.

La emisión de ultrasonidos a nivel de la superficie externa de la piel produce cambios de presión en el líquido intersticial del tejido graso, generando burbujas (cavidades) que provocan daños en la membrana del adipocito (célula grasa) o incluso su destrucción.



Fases de la cavitación ultrasónica

  • Fase de depresión. Se crea dentro de los líquidos una multitud de burbujas que se agrandan mientras dura esta fase (presión negativa).
  • Fase de compresión. La enorme presión ejercida sobre las burbujas las comprime, aumentando enormemente la temperatura hasta que la burbuja se colapsa, implosionando con una enorme liberación de energía capaz de destruir micromoléculas o microestructuras (adipocitos).
  • Fase final. Los adipocitos dañados liberan parte de su contenido graso que será retirado y eliminado por los sistemas linfáticos y excretor renal.




¿De qué depende la capacidad de destrucción de la cavitación ultrasónica?

  • De la potencia de los ultrasonidos o kw/cm². Se produce cavitación a partir de 1 kw/cm².
  • De las características del tejido. La densidad, la viscosidad, la conductividad térmica, elasticidad...
  • De la frecuencia de los ultrasonidos. Se necesita una determinada presión acústica para formar cavidades huecas con capacidad destructora. Se ha demostrado que las frecuencias bajas producen burbujas más grandes. Para destruir microestructuras como los adipocitos es conveniente usar una frecuencia entre 20 kHz a 60 kHz. Algunas empresas de fabricación, aseguran que la frecuencia ideal es de 40 kHz, ya que la burbuja será de tamaño medio.

Tipos de cavitación ultrasónica

  • Cavitación Estable. También llamada tradicional, consiste en generar microburbujas y sobre estas se aplicarán ultrasonidos de múltiples frecuencias, lo que provocará que la grasa implosione convirtiéndose en líquido que el cuerpo drenará y eliminará mediante la orina o el sistema linfático.
  • Ultracavitación. Actúa sobre la zona localizada aplicando ultrasonidos de baja frecuencia que rompen más tejido graso.
  • Doble Cavitación. A diferencia de las otras dos, ésta genera dos ondas de ultrasonidos de distinta frecuencia con el fin de elevar la temperatura interna. Esto provoca que se acumule energía para que el tejido adiposo se rompa.

Cabezal o transductor

El cabezal o transductor contiene discos cerámicos o piezoeléctricos de titanio de plomo, que son los encargados de emitir vibraciones ultrasónicas. Respecto a otros materiales utilizados en transductores, es el más ventajoso por ser menos sensible a cambios de temperatura, más resistente a los golpes y permite aplicar mayor potencia ultrasónica. Por su diseño, dirige la emisión ultrasónica hacia la superficie de contacto con la persona, y la empuñadura y los laterales están aislados acústicamente para no irradiar energía hacia la mano del profesional. Para mayor facilidad para mover el cabezal, se utiliza un gel conductor neutro (también puede ser específico para celulitis), que no debe ser demasiado consistente o espeso, ya que actuaría como un cuerpo sobre el que se ejercería la celulitis. La aplicación del cabezal será a través de un desplazamiento lento, pues si se mueve rápidamente la onda ultrasónica no profundiza y no produce el efecto deseado. Deberá moverse continuamente y no dejarlo parado en un mismo sitio más de unos segundos. El transductor puede ser plano o cóncavo, y de difentenes tamaños.


Paso a paso

  • Limpieza de la zona a tratar.
  • Utilizar guantes.
  • Delimitar la zona a tratar con un lápiz dermográfico.


  • Elegir el tipo de cabezal. El plano para muslos, glúteos y espalda, y el cóncavo para brazos, y abdomen.
  • Aplicar gel conductor neutro o gel específico en la zona a tratar. 

     
  • Con una mano, se formará un pliegue dérmico y se aplicará el cabezal de forma transversal, de manera que las ondas atraviesen el pliegue y no el resto del organismo. Se realizarán los pliegues necesarios para cubrir la zona a tratar completa.



  • Realizar movimientos giratorios sin dejar nunca el cabezal fijo en un mismo punto.
  • La cavitación genera una especie de zumbido o pitido agudo poco molesto.
  • Una vez terminada la sesión, se limpian los cabezales jabón antiséptico. También deberá limpiarse todo el material utilizado.
  • Lo más adecuado será utilizar alguna técnica de drenaje como drenaje linfático manual, presoterapia.., ayudará a drenar las tóxinas y la grasa de los nódulos rotos hacia los ganglios linfáticos.
     
Duración del tratamiento

Las sesiones serán de 20 minutos por zona, no recomendándose sesiones de más de 40 minutos. Deben pasar al menos 72 horas entre sesión y sesión para mayor eficacia, obteniendo grandes y visibles resultados entre la 6º y la 10º sesión.

Precio

Los precios de la cavitación estética son muy variados, inicialmente el coste de una sesión era muy elevado, pero actualmente encontramos centros estéticos que ofrecen buenos precios. Los precios de una sesión de cavitación oscilan en función de la calidad y renombre del centro. En general las sesiones actualmente van desde los 80€ hasta los 150€.

¿Es dolorosa?

Es completamente indolora. Puede sentir un hormigueo o un muy leve zumbido en el oído, pero éste no es incómodo.

Beneficios

  • Pérdida de celulitis.
  • Eliminación de grasa localizada.
  • Ayuda a que el cuerpo elimine toxinas y activa la producción de colágeno de la piel.
  • Ataca directamente las zonas a tratar y no produce cicatrices.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Resultados perfectos sin cirugía.


Contraindicaciones

  • Cuando existen patologías auditivas, debido a que la cavitación genera una especie de zumbido o pitido agudo que puede ser especialmente molesto para estos pacientes.
  • Cardiopatías.
  • Epilepsias.
  • Problemas hepáticos y renales.
  • Marcapasos.
  • En casos de colesterol elevado, pues en los días que se elimina la grasa pueden elevarse los niveles de colesterol.
  • Embarazadas y mujeres lactantes.
  • Lesiones en la zona a tratar.

Consejos

  • Para evitar riesgos innecesarios, hacerse una analítica para descartar problemas de salud que impidiesen el uso de la cavitación ultrasónica.
  • No consumir alcohol 3 días antes de una sesión.
  • Evitar comer alimentos grasos, fritos y picantes durante los 3 días antes de una sesión de Cavitación, para no sobrecargar los riñones y el hígado.
  • Beber abundante agua antes de cada sesión, ya que ésta favorece la conducción de los ultrasonidos.
  • Después de cada sesión recuperar líquidos para ayudar a limpiar el organismo de la grasa líquida restante.
  • Para obtener unos mejores resultados con la cavitación, llevar una dieta saludable.
  • Practicar deporte y ejercicio diario tendrá una ayuda doble. Por un lado, con la sudoración del ejercicio se libera parte de la grasa y por otro, provoca que los efectos de la cavitación sean más permanentes y duraderos.

La cavitación, prohibida en Francia

La cavitación fue prohibida en Francia en el año 2011 junto con otras técnicas conocidas como de lisis adipocitarias con finalidad estética. La lisis adipocitaria es aquella técnica que consigue que la grasa se haga líquida pero sin llegar a ser extraída de forma física, como por ejemplo en un quirófano. Este es el caso de la cavitación. Según algunos especialistas, esta grasa que se deshace sería difícil de eliminar y pondría en riesgo la salud del paciente. Sin embargo, otros expertos sólo ven en esta prohibición una lucha de intereses entre las competencias de la cirugía estética y los propios centros de estética. 

Fotos 

http://cavitacionestetica.blogspot.com.es
http://cavitacion.org
http://www.masquebella.com
http://articulo.mercadolibre.com
http://germainegoyamadrid.com
 http://www.ramirogill.com
http://ultra-cavitacion.blogspot.com.es
 http://www.eliminar-celulitis.com
http://cavitacion.org

Fuentes de información 

Libro de electroestética: aparatología estética de Lola Ahuir.
http://www.infocavitacion.com
http://femquality.com
http://www.webconsultas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario