28 de enero de 2015

ACEITES ESENCIALES Y AROMATERAPIA

Los aceites esenciales son mezclas de varias sustancias químicas biosintetizadas por las plantas, que dan el aroma característico a algunas flores, árboles, frutos, hierbas, especias, semillas y a ciertos extractos de origen animal. Se trata de productos químicos intensamente aromáticos, no grasos (por lo que no se enrancian), volátiles por naturaleza (se evaporan rápidamente) y livianos (poco densos). Son insolubles en agua y solubles en alcohol, grasas, ceras y aceites vegetales. Se oxidan por exposición al aire y se han extraído más de 150 tipos, cada uno con su aroma propio y virtudes curativas únicas.



¿Cómo se extraen?

  • Destilación por vapor. Es el método más común de extracción de los aceites esenciales. Se suele utilizar con plantas relativamente resistentes cuya esencia se encuentra en partes como las hojas, el tallo, el tronco, etc. Para ello se utiliza un alambique en el que se introduce la parte de la planta que se quiere destilar junto con agua. Al calentarse, el vapor arrastra las moléculas volátiles de la planta que van a parar a otro recipiente junto con el vapor. Al enfriarse, la diferente densidad del agua con el aceite hace que la esencia quede depositada en la parte superior separada del vapor, ya convertido en agua.
  • Expresión o prensado. Este método se utiliza para extraer la esencia de los frutos cítricos, ya que sus aceites esenciales se encuentran en la piel exterior del fruto y para obtenerlos es necesario prensar su corteza.
  • Maceración. Se utiliza en flores muy delicadas. Consiste en introducir la planta durante algún tiempo en otro líquido hasta que este captura sus propiedades.
  • Extracción. Esta técnica se utiliza cuando se quiere extraer una parte muy delicada de la planta que no soportaría la destilación por vapor, como por ejemplo, los pétalos de flores como la rosa o el jazmín. Este proceso es mucho más complejo que los anteriores y se necesita una cantidad enorme de materia prima para la extracción. Por eso, los aceites esenciales obtenidos con este sistema tienen un precio muy elevado. Consiste en utilizar determinados disolventes para, al igual que en la maceración, conseguir que la esencia de la planta quede retenida en ellos. A continuación, se elimina la humedad y se obtiene la esencia.

También se pueden sintetizar en forma artificial, que es la manera más habitual de obtenerlos, debido a que la gran demanda de estos productos no llega a ser abastecida por las fuentes naturales.

Clasificación de los aceites esenciales

Florales

Manzanilla, ylang ylang, lavanda, geranio, etc.
 
  • Son muy recomendadas para combatir el estrés ya que son excelentes regeneradores celulares, combaten también la fatiga mental y emocional.
  • En el embarazo no es recomendable su uso ya que ayudan a la aparición del ciclo menstrual. Pueden ser usados en problemas del órgano reproductor.
  • Ayudan a regenerar las células. Son muy utilizadas en tratamientos de belleza y en tejidos que hayan sido afectados por quemaduras o heridas.


Cítricos

Naranja, limón, bergamota, lima, mandarina, etc.

  • Son reconocidas por sus propiedades antisépticas y frecuentemente se usan para tratar infecciones de cualquier tipo.
  • excelentes desintoxicantes para el organismo; limpian y regulan el apetito, colaboradores en la pérdida de peso.
  • Son usados para combatir la celulitis, eczemas, acné y psoriasis. 
     

Resina

Mirra, incienso...

  • Excelentes rejuvenecedores de la piel gracias a sus propiedades, por lo que se recomienda su uso en el tratamiento de estrías y/o pieles muy envejecidas.
  • Pueden ser usados como limpiadores de ambientes.
  • Las esencias de resinas al ser mezclados con las esencias cítricas son usadas para sanar inflamaciones de la piel. 
     

Tallos

Eneldo, canela, artemisa, etc.

  • Ayudan a suavizar y tonificar la piel.
  • Las esencias que resultan de los tallos son buenos repelentes de insectos; pero si a estas esencias las mezclamos con clavos de olor, tomillo y cedro, contribuyen notablemente a la relajación. 
     

Hojas

Patchouli, menta, romero, albahaca, orégano, hinojo, salvia clara, agujas de pino, mejorana...

  • Son buenos colaboradores de levantar el ánimo y balancear emociones cuando éstas se experiencias traumáticas y de conflictos.
  • De estas esencias se han obtenido remedios para atacar problemas.
  • No recomendado su uso en embarazos.
     

¿Cómo saber que un aceite esencial es de buena calidad?

En el mercado encontramos los aceites esenciales oficiales (usados en medicina) y otras sustancias aromáticas empleadas en perfumería y farmacia (esencias). Para saber que un aceite esencial es oficial hay que tener en cuenta:

  • Pureza. 100% puro y natural.
  • Identificación botánica. Nombre botánico y parte de la planta de la que ha sido extraído el aceite esencial.
  • Quimiotipo. Bioquímica específica del aceite esencial (definición de las moléculas aromáticas que lo componen, como método de conocimiento de sus cualidades terapéuticas.
  • Proceso de extracción correcto. Se pueden encontrar en el mercado aceites esenciales quemados o mal destilados.
  • Documentación técnica y analítica del producto.

Aromaterapia

Es una disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para restablecer el equilibrio y armonía del cuerpo y de la mente en beneficio de la salud y la belleza. Su potencial curativo procede de la capacidad para promover la relajación y, al mismo tiempo, generar una sensación de alegría o tranquilidad en el receptor. No reemplaza a la medicina tradicional sino que la acompaña y hace que sus efectos sean más rápidos y duraderos, ya que se llega a la raíz emocional despertando nuestras propias energías de curación.

Los aromas actúan en el organismo por asociación de imágenes, evitando la intervención de la parte consciente que todo lo analiza y traduce a palabras comprensibles. Las investigaciones han demostrado que las personas responden a los olores a un nivel emocional superior al de los otros sentidos. Un aroma puede desencadenar toda una sucesión de recuerdos casi olvidados (la zona del cerebro asociada con el olor es la misma que la de la memoria). La región olfatoria es el único lugar del cuerpo donde el sistema central está relacionado estrechamente con el mundo exterior, de este modo, los estímulos olfativos llegan directamente a las centrales de conexiones mas internas del cerebro.



Tratamientos con aceites esenciales

  • Inhalación. Las esencias son absorbidas a través de los pulmones, se difunden a los capilares circundantes y llegan a la circulación en general. Conocido como uno de los métodos más rápidos y directos. Sirve para combatir las enfermedades de las vías respiratorias. Se puede recurrir a las inhalaciones para aliviar rápidamente las náuseas, cefaleas y relajarse. La gran ventaja de las inhalaciones es que se pueden efectuar en cualquier lugar y momento. Añadir de 3 a 4 gotas de aceite esencial.

     
  • Vaporización. Este método es una variación del anterior y la aspiración de las esencias se introduce rápidamente en el torrente sanguíneo.
    Se recomienda el uso de éste método para afecciones relacionados con el sistema nervioso, especialmente en depresiones, agotamientos, ansiedades, dolencias respiratorias como catarros, sinusitis, resfriado, etc. Para el desarrollo de éste método se necesita un cuenco con agua y una vela (fuente de calor). Cuando el agua del cuenco esté hirviendo, verter 4 o 5 gotas de aceite esencial. Los quemadores de esencias también tienen la propiedad de actuar como ambientadores naturales.


  • Baños aromáticos. En aromaterapia éstos baños pueden usarse como baños completos o limitados a ciertas partes del cuerpo. Son excelentes relajantes y contribuyen en las irregularidades en las extremidades inferiores. Al meter el cuerpo en la bañera el agua actúa sobre el organismo absorbiendo este aceite por piel.  Emulsionar previamente 8-10 gotas de aceite esencial en un vaso con lecitina, leche entera o el jabón del baño y añadirlo a la bañera. Para usos locales añadir de 4 a 5 gotas.


  • Masaje terapéutico. Los masajes son de gran ayuda al sistema cardiovascular, ya que estimulan la circulación sanguínea y linfática para que los nutrientes vitales lleguen a las células y éstas eliminen las toxinas del cuerpo. Los aceites esenciales nunca se aplican directamente sobre la piel, hay que diluirlo en cualquier tipo de aceite base (de acuerdo al tipo de piel). Para masajes faciales 5 gotas de aceites esenciales diluidos en 20 ml de aceite base, para masajes corporales 10 gotas de aceites esenciales diluidos en 20 ml de aceite base.


  • Compresas. Son aplicaciones locales. Las compresas son muy útiles para todas aquellas afecciones en las que no deben de ser masajeadas como dolores musculares (lumbagos), hernias de disco, dolores menstruales... Pueden ser calientes o frías, según el problema a tratar. Añadir 2-4 gotas al agua fría o caliente. Luego sumergir un paño de hilo, escurrirlo y aplicarlo sobre la zona a tratar repitiendo varias veces el proceso.

Puede utilizarse un sólo aceite esencial o la mezcla de varios.

Fotos:

http://www.aromaterapia.org.es
http://terapiareiki.es
http://www.bellezapura.com
http://bellezaysalud.outletmandara.com
http://www.medicoesteticosoho.com
http://guiadevidasana.com
http://anamariahernaiz.blogspot.com.es
http://www.vidanaturalia.com
http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.es
http://www.machinepoint.com
http://www.saludterapia.com
https://aromaterapiafamiliar.wordpress.com
http://www.terapias.cl
http://bienestaresencial.com

Fuentes de información:

http://www.vidanaturalia.com
http://aromasquecuran.es
http://es.wikipedia.org
http://www.aulafacil.com
http://es.wikipedia.org
http://www.aromaterapia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario