28 de noviembre de 2017

EL MICROBLADING

Miles de técnicas de belleza y estética han caído en desuso en estos últimos años. La demanda por estar guapos es cada vez más envolvente, obligando a los profesionales a buscar tratamientos más rápidos, eficaces y rentables. El microblading ha desbancado a la micropigmentación.


¿Qué es el microblading?

El microblading es una técnica de maquillaje semipermanente, surgida en Asia, cuyo objetivo es corregir o reconstruir completamente una ceja pobre o carente de pelo mediante su diseño pelo a pelo. Es posible realizarse también en ojos y labios. 



Esta novedosa técnica no implica el uso de máquinas eléctricas y, a diferencia de otros tratamientos de maquillaje permanente como la micropigmentación, implica un trazado individual para cada pelo de la ceja, buscando un resultado más natural que los tatuajes o técnicas de maquillaje permanente con máquinas, lápices de cejas o polvos.

La forma de las cejas se miden durante una prueba de diseño con una herramienta especial en la que se trazan las líneas simétricas y realiza una simulación con lápiz para que la clienta pueda ver cómo será el resultado final. Posteriormente, se realizan cortes superficiales en la epidermis (capa más superficial de la piel) en los que se va depositando el pigmento con una especie de pluma llamada «tebori» que contiene pequeñas puntas biseladas. En la parte inferior de las plumas se insertan las agujas desechables, con las que se realizarán los microcortes en la piel. Dichas agujas son tres veces más finas que las utilizadas para la micropigmentación y el tatuaje, de manera que el resultado obtenido del dibujo de cada pelo de la ceja resulta más realista. 




¿Duele?

Hay quienes aseguran que el microblading no es realmente poco doloroso y que la sensación se asemeja al de la depilación. No obstante es un servicio muy rápido y se utilizan cremas anestésicas para hacerlo más llevadero.

La profesional debe estar formada en técnicas de colorimetría para encontrar el tono exacto para cada cliente, teniendo en cuenta el vello natural, el color de la piel y de los ojos. Los pigmentos son inorgánicos, con base mineral e hipoalergénicos. La gama de colores es muy amplia y siempre se ajustará a las necesidades de cliente. Al realizar el estudio previo del tratamiento se llevarán a cabo los test necesarios para elegir el tono adecuado.

¿Cuánto dura?


Es una técnica muy eficaz, no se trata de un tatuaje, así que el tratamiento tiene una duración determinada. Su duración está entre 1-2 años pero puede variar teniendo en cuenta diversos factores.

Es necesario realizar un test , al menos 24-48 horas antes del servicio, para garantizar que el tratamiento no produce una reacción alérgica en el paciente. Una vez terminado el proceso de realización, el profesional indicará cuáles son los cuidados requeridos para la correcta cicatrización de las cejas. Las primeras 48 horas son vitales para garantizar los buenos resultados. Tras la cicatrización, se suele recomendar un retoque para completar las áreas que hayan quedado sin pigmento.

¿Cuánto cuesta?


El precio del microblading en las cejas puede oscilar entre los 180 y 250 € dependiendo del centro, nivel de formación y experiencia del profesional, calidad de los materiales y productos empleados y número de repasos incluidos.

¿Qué es shading?

Esta técnica forma la ceja con un efecto sólo de sombra, es ideal para las personas que se maquillan constantemente y les gusta lucir las cejas más marcadas.

¿Y el microshading?

El microshading es la técnica que combina el microblading y el shading. Consigue un efecto de sombreado “tipo polvo” entre los pelos delineados, lo que le da mayor profundidad a las cejas.


Microblading y micropigmentación, ¿es lo mismo?

Ambas son técnicas dentro del maquillaje semi y permanente de cejas, ojos y labios. Aunque, el microblading no deja de ser un tipo de micropigmentación evolucionada y avanzada, es lo último en diseño de cejas y, en consecuencia, es una técnica mucha más precisa.

El microblading se realiza con una pluma de metal parecido a un pequeño bisturí sin corriente eléctrica y la micropigmentación se realiza con una aguja ,acompañada de una fuente de alimentación eléctrica, de una o punta para diseñar los pelos y agujas de tres o cinco puntas para crear un sombreado.

Otra de las diferencias más importantes es su duración. Las agujas en microblading insertan el pigmento a nivel superficial mientras que en micropigmentación es insertado más profundamente, por eso, la técnica de microblading suele durar unos 2 años, inferior al maquillaje permanente tradicional, cuya duración puede llegar hasta los 4 años.


En mi opinión personal y profesional, la micropigmentación ha sufrido grandes decepciones por su mala praxis. Es una técnica minuciosa y complicada, y hace falta formación y práctica para realizar un buen trabajo, por lo tanto, es difícil encontrar a alguien que verdaderamente realice bien el servicio. El microblading es una técnica que, con incluso poca práctica, puedes llegar a hacer grandes trabajos por su comodidad de realización (no sé si esto es malo o bueno). En definitiva, el microblading está siendo demandado y aceptado de maravilla, y eso es lo realmente importante.

Fotos 

http://centauro-congresos.org
http://www.biut.cl
http://lashesandgo.com
http://www.instyle.com
http://www.revistaestilo.net
http://www.starmedia.com
https://www.tiendamicroblading.com
http://luxedayspasoho.com
https://www.laescueladeltatuaje.com

Fuentes de información 

http://microbladingweb.com
http://www.vanitasespai.es
http://sevilla.abc.es
https://www.institutodelpelo.es
http://loprobeytecuento.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario