16 de diciembre de 2014

EL MASAJE TAILANDÉS PASO A PASO

Como ya hemos visto en otro post de este masaje oriental (, será impartido por un experto en la materia (donante o terapeuta) utilizando todo su cuerpo para presionar, estirar y movilizar (manos, codos, pulgares, pies, piernas...). El paciente se encontrará vestido, acostado en un futón a nivel del suelo.



Paso a paso

  • Con el paciente decúbito supino (boca arriba), comenzamos balanceando las piernas con las palmas abiertas, colocando una mano en cada pierna, y balanceando desde el tobillo a la ingle, de izquierda a derecha y viceversa. Bajamos de la misma forma hasta terminar de nuevo en los tobillos.


  • Con las dos manos presionamos las piernas a la vez.


  • Nos centramos ahora en una sola pierna: comenzamos presionando la pierna del paciente y apoyándola en nuestro abdomen. Nos iremos acercando al paciente, con lo que aumentamos el estiramiento.


  • Continuamos ahora elevando la pierna recta lo más arriba posible, intentando que no doble la rodilla. Mantenemos unos segundos la postura y damos movilidad al pie, flexionando, estirando hacia delante y detrás, de izquierda a derecha y haciendo suaves rotaciones a ambos lados.



  • Con la pierna flexionada de nuevo, hacemos rotaciones de cadera. Devolvemos la pierna a su posición inicial dando pequeñas sacudidas.



  • Volvemos a la posición de la pierna flexionada, y esta vez llevamos su rodilla al suelo. Colocamos nuestros pies en el músculo isquiotibial (detrás del muslo), y vamos presionando suavemente alternando los pies, aunque siempre con los dos pies colocados en el muslo, mientras estiramos la pierna (que la tendremos cogida del empeine) hacia nosotros.


  • En la misma posición, pero llevando el talón del paciente al muslo contrario, vamos estirando el cuádriceps con las manos en posición perpendicular.


  • Repetimos todas estas operaciones anteriores con la otra pierna. Con las dos piernas juntas del paciente, flexionadas y apoyadas en el suelo, rotamos ambas hacia un lado, sujetando la cadera contraria, y balanceando suavemente. Realizamos el mismo movimiento hacia el otro lado.


  • Pedimos al paciente que cruce las piernas (en posición fácil de yoga), e intentamos bajarle las rodillas al suelo, alternando la presión ejercida con nuestras manos a una rodilla y otra. Presionamos en dirección al suelo.


  • Pedimos al paciente que vuelva a cruzar las piernas, y le pedimos que en esta posición las eleve. Las apoyamos sobre nuestras piernas y cogemos al paciente de las manos, para estirar los brazos (para este movimiento el terapeuta se mantendrá de pie).


  • Pasamos ahora a los brazos (siempre nos centramos en uno y luego al terminar completamente, en el otro). Comenzamos presionando un brazo con las dos manos, igual como hicimos en las piernas. Estiramos el brazo hacia arriba, y después trabajamos los movimientos de la muñeca.



  • Repetimos con el otro brazo. A continuación colocamos al paciente decúbito lateral (de lado) con una pierna (la que queda más abajo) estirada y la otra formando un ángulo de 90º, flexionada y adelantada. Colocamos ahora nuestras rodillas sobre la pierna estirada y vamos presionando con esta parte de nuestro cuerpo, una rodilla y luego la otra.


  • Manteniendo al paciente en la misma posición, estiramos el brazo que le queda arriba, y damos pequeñas sacudidas hasta devolverlo a su posición inicial.


  • Igual los movimiento en las otras extremidades. Damos la vuelta al paciente y nos dirigimos de nuevo a las piernas. Con ambas manos, vamos presionando una pierna, de abajo arriba. Presionamos con los pulgares la planta del pie. Repetimos.
  • Colocando nuestras dos manos en la zona baja de la espalda, justamente encima de la zona superior de los glúteos, hacemos pequeños balanceos de la zona para relajar. Dejando una mano apoyada en el centro de esa zona, con la otra llevamos el talón del paciente al glúteo. Hacemos lo mismo con la otra pierna.



  • Centrándonos ahora en la espalda, realizamos pequeñas presiones suaves con las manos de forma alternativa, en el centro de la espalda, comenzando desde el cuello hacia abajo. Repetimos de 3 a 4 veces.


  • Cogemos un brazo y la pierna del lado contrario, y presionando la parte baja de la espalda con un pie, estiramos. Repetimos tres veces y hacemos lo mismo en las extremidades contrarias.


  • Pedimos a nuestro paciente que se siente con las piernas cruzadas. Nos colocamos detrás, apoyamos los pies en su espalda (uno más arriba en el centro de los omóplatos y el otro más abajo en el centro de la espalda) y estiramos los brazos hacia detrás. Soltamos y le pedimos que ahora cruce los brazos delante de su pecho. En esta posición y apoyando una mano nuestra en la espalda, rotamos el cuerpo del mismo a un lado y otro.


  • Le flexionamos un brazo y se lo llevamos hacia detrás. Repetimos con el otro. A continuación, le estiramos los dos brazos, se los llevamos arriba y apoyando su espalda en nuestras piernas. Llevamos la pierna atrás para estirar la espalda y los brazos del paciente.




  • Nos dirigimos entonces al cuello, donde encima de los hombros presionamos uno a uno con nuestros antebrazos. Luego hacemos movilizaciones del cuello flexionando, estirando dacia arriba y abajo, lateralizando y rotando.



  • Presionamos la cabeza suavemente y volvemos a tumbar a la persona boca arriba, con los brazos y las piernas estiradas. Colocamos entonces nuestros pies encima de cada hombro del paciente y presionamos suavemente uno y después el otro. 

     
  • Frotamos las sienes con los dedos en forma circular. Dejamos reposar al paciente en posición inicial durante 5 minutos para que se relaje y pedimos que se levante muy lentamente.

       

    Fotos y fuente de información:  

    Temario de masaje shiatsu de Esencia de Relajación.

4 comentarios:

  1. Hola Elena,
    Me va muy bien tu post porque me han regalado una sesión de masaje thai en www.bangkokspa.es un Spa de Barcelona, y como nunca me han hecho un masaje tailandés tenía curiosidad por saber cómo lo hacen.
    Tu post está muy bien explicado e ilustrado. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Javier, me alegro enormemente que te haya servido el post.

    Muchas gracias y disfruta del masaje.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien explicadas las técnicas y posturas que debemos adoptar en este masaje, no lo hice nunca pero a ver si aprendo poquito a poco, gracias por la ayuda

    ResponderEliminar